Pprisioneros del dilema

   

El pasado Mes de Febrero, John Nash, premio Nobel de Economía, advertía a los candidatos a liderar el partido demócrata useño, Hillary y Obama, que aplicaran el famoso dilema del prisionero a sus cuitas, y que dejaran de competir fieramente entre los dos y pasasen a cooperar, pues de lo contrario el gran beneficiado de sus egoístas estrategias será el rival de ambos, McCain.

 

            A primera vista parece no tener mucho sentido, ya que la forma de cooperación que el sugería para romper el dilema es que acordaran acudir juntos a las elecciones, uno como futuro presidente y el otro como potencial vicepresidente, y con ello ¿no estaríamos aquí ante un nuevo dilema? ¿Cómo eligen quien irá por la presidencia?. Y además, con está competencia, larga y durísima, si las heridas no son mortales, ¿no estará el vencedor muchísimo mejor dotado que el candidato republicano para el recio fragor de la gran batalla final?. Y todo ello, sin contar las impagables horas y horas de publicidad gratuita en todo tipo de informativos y programas televisivos, que llevará en su bagaje el ganador demócrata.

 

            Pero vengamos al terruño. Apliquemos el dilema del prisionero al actual panorama peperiano. El dilema descarnado, en su dimensión más íntima, parece ser el siguiente: Aguirre jura y perjura que no se presentará al cargo de Presidenta del partido, pero es sabido que si lo hará si Rajoy integra en su equipo a Alberto Ruiz Gallardón. En la otra celda, el barbudo Rajoy no ha decidido todavía si acoger a Gallardón entre sus pretores, pero sin duda lo hará si Aguirre opta a la presidencia.

 

            He aquí, más o menos, el dilema. En la alternativa de comportamientos altruistas y egoístas entre Mariano y Esperanza solamente la alternativa de cooperar parece como cabal para el propio partido, pues las netamente egoístas acabaran con la organización común a ambos dos, el propio PP, bien sea por una escisión, o bien por conceder una ventaja irrecuperable al enemigo común, el partido socialista, ¿pero cual sería la conducta ideal de colaboración que nos aconsejaría Nash?

 

1)      Integrar una única candidatura común como aconsejaba el premio Nobel, aunque sigamos teniendo el problema de quien es qué.

2)      Aplazar el dilema al próximo congreso anterior a las elecciones.

3)      Retirarse los dos y promover una candidatura consensuada de otro líder que no sea Gallardón, ahora o en el futuro 2011.

 

   Como en el caso americano, yo no estaría de acuerdo en las mencionadas soluciones. Y no creo que sea porque el dilema del prisionero no funcione, sino porque las situaciones reales, sociales o personales, son demasiado complejas para aplicar un simple esquema teórico del dilema. En cualquier escenario dado tenemos una infinidad de dilemas del prisionero interactuando, además de muchas variables, racionales, morales, legales, penetrando cada alternativa del jugador concreto, no existe en la práctica un único dilema puro entre dos individuos puros cual pulcro laboratorio de experimentación de gases. ¿No está el propio PP en otro dilema del prisionero? ¿no sería la mejor forma de cooperación que ambos pactaran un Congreso limpio, abierto, transparente, donde el que quiera se pueda presentar y los votantes decidan?.

 

   En fin, no soy experto en estas cuestiones, aunque sean tan apasionantes, pero creo que nada malo vendrá al Partido Popular por aplicar terapias democráticas a sus particulares conflictos y dilemas. Y además, que leches, mola llevarle la contraria a todo un premio Nobel.

Anuncios

6 pensamientos en “Pprisioneros del dilema

  1. No hay dilema. Tú bien señalastes la bulgarización.
    Que sean búlgaros todos. A degüello. Y capador el que gane. Y como bien dijiste, al que gane, seguirle con el culo prieto.

    Pero como los peperos sois ansin….

  2. A mí lo que me jode es que con todo este embrollo ZP se descojona de la risa y se va a pasar de rositas hasta después de vacaciones.

    (Que pena lo de ayer del Liverpool. Me estoy preparando psicologicamente para lo que nos aguarda esta noche. Me da mala espina. Por cierto, no sé si irá ZP al palco, vaya par, ZP y Laporta, mejor que Faemino y Cansado)

  3. Al marido de Sonsoles este lio le viene ni que pintado. ¿Tú le has visto en los últimos días decir algo?. No… desviar todo hacia los peperos mientras la crisis se nos viene encima.

    Va… que me da igual. Allá los peperos que se degüellen a saco. Tenemos Zp para ocho años minimo, para poder celebrar y conmemorar el power-flower zapateril con flores en nuestras calvas, canutitos en los labios y pantalones de campana.

    El M.U os lo ha puesto a huevo… Vamos, que ayer al acabar el partido me aposte, del tiron, un decimo y tres cubatas a que el Barça gana la Copa de Europa.
    Me jodería que el Barça entrase en la aristocracía futbolistica europea (los que tienen tres titulos pa´alante), pero lo tiene a huevo. La cuestión es que tengan fe.

  4. EStoy de acuerdo contigo en que el dilema del prisionero es un esquema muy sencillo para un problema tan complejo.

    Creo además que has desmontado bastante bien la argumentación de Nash en lo relativo al actual dilema de los demócratas americanos.

    De estas dialécticas nacen nuevas realidades, de la confrontación (naturalmente incruenta) puede salir algo mejor. Eso vale tanto para los americanos de izquierdas como para los españoles de derechas.

    Mientras están divididos el enemigo se frota las manos (divide y vencerás, estamos venciendo), pero en este proceso, si el enemigo no resulta aniquilado, resulta reforzado (todo lo que no le mate le hace más fuerte).

    Curiosamente la lucha subterránea que se da ahora en las filas del PP es entre sus líderes madrileños, que representan las dos tendencias contrapuestas que quieren llevar al partido entero a su lado: la tendencia liberal en un sentido “gallardoniano” (hablamos y nos entendemos con todos, somos bueeeeeenos) y la tendencia liberal en un sentido Thatcheriano (ya saben…). No en mucho tiempo seremos testigos de quien gana. O quizás surja algo imprevisto….esperemos que no sea como en el PSOE, que de las ruinas y las cenizas del Felipismo emergió un Ave Fenix de la especie Bobus Solemnis.

  5. Ufff, no sabes que tranquilo me dejas, porque en estos temas, aunque me encantan desde que leí a Dawkins, me muevo como elefante en cacharrería. Gracias muchas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s