El último judío de Vinnitsa

Esta fotografía es una de las visiones más desasosegantes que yo conozca. Fué tomada en 1941, en Vinnitsa (Ucrania) por un soldado alemán. Durante su marcha hacia el frente ruso, el ejercito nazi atravesó Ucrania y ocupó toda la región de Vinnitsa, estableciendo en la ciudad un acuartelamiento. Todos los habitantes judíos, unas 23.000 personas,  fueron exterminados.

En ella, al fondo se pueden ver soldados de distintos cuerpos observando la matanza como si fuera un espectáculo curioso aunque tampoco demasiado interesante, un joven verdugo de las SS asesinando a sangre fría con la misma mueca que si estuviera haciendo una tortilla, y una victima, arrodillada al borde de la fosa donde yace toda su gente, con una mirada tan serena a la cámara, tan atrozmente hueca y a la vez digna, que parece repleta de transcendencia y de paz,  y que hace que un escalofrío nos recorra el alma: ¿en que pensaba el último judío de Vinnitsa un segundo antes de ser ejecutado?.

La fotografía fue encontrada en el cadaver del soldado alemán que al parecer la tomó. En el reverso de la misma había escrito: “last jew in Vinnitsa”.

Anuncios

2 pensamientos en “El último judío de Vinnitsa

  1. Aunque suele decirse que una imagen vale por mil palabras, a veces mil palabras pueden hacernos ver detalles o circunstancias alrrededor de ella que nos la explican. Una foto como esta nos habla, nos cuenta lo que pasó antes, durante y después del segundo en que fue tomada. No es una foto solo de ese momento, se ha convertido en una puesta en escena, seguramente muy complicada de desentrañar. Mi opinión es que la fotografía puede dividirse, en cuanto a la composición, en tres grupos de imágenes principales: un primer grupo formado por la fosa común con los cadáveres amontonados en el fondo, un segundo grupo formado por la víctima y su ejecutor y un tercer grupo que forman todos los que observan detrás.Si atendemos a estos últimos, podemos apreciar ciertos detalles que rompen la uniformidad que parece agruparlos. Tres o cuatro de los ss a la izquierda de la imagen, miran a la cara del que empuña una pistola a punto de matar a un hombre por la espalda, parecen fijarse, en actitud un tanto displicente, en el lenguaje corporal de su compañero que, tal vez por el porte o el protagonismo que asume, pudiera ser un superior en grado o encarnar algun tipo de liderazgo en el grupo, quizas tenía mas experiencia en labores de exterminio y esta es una clase práctica sobre la forma correcta de matar a un hombre. Por otro lado, los demás miran a la nuca del judio, en actitud parecida, con un interés cansado, parecen llevar todo el día matando y están ahí solo porque se lo ha ordenado un superior. Al hilo de esta circunstancia, se me ocurre que parece incluirse en el protocolo usado para labores de exterminio, el evitar en lo posible la visión del rostro de la víctima, en el que los ojos expresarian desesperación y angustia. de ahí el tiro en la nuca, al disparar de esa forma, se evita la acumulación de estres que dicha visión no puede dejar de producir en un hombre, aunque esté decidido a matar a sangre fría. Debemos suponer que para llegar a funcionar como una máquina perfecta de exterminio, se requería un entrenamiento previo. Parece lógico pensar que se llegará antes al grado de frialdad necesario para matar a inocentes si evitas mirarles a la cara mientras lo haces; tener delante en ese momento una masa de pelo mas o menos obscura, despersonalizaria a la víctima y haría mas facil llegar a perder la empatía que pudiera sentir el verdugo. En cuanto al ss que está a punto de disparar su pistola sobre el judio, podemos hacer notar en su postura, un cierto gesto forzado, como si intentara alejarse a la hora de disparar, de forma que no se vería salpicado por la sangre. El brazo está completamente estirado y el cuerpo parece pender encima del judio, quiza expresa de forma no consciente que ya tiene asumidos todos los parámetros requeridos para hacer bien su trabajo, a saber: considera a sus víctimas como sucios animales, no son personas y no quiere contaminarse con su manejo a la hora de eliminarlos; debe alejarse pero estar cerca al mismo tiempo para ser eficiente.
    El centro de la imagen lo ocupa en todos los sentidos la figura del hombre arrodillado, del último judío de Vinnitsa. Toda la fotografía es como un embudo en el que la mirada del observador terminará tarde o temprano en el rostro de este hombre. Está significativamente colocado al borde mismo de la fosa ¿Otro detalle del protocolo, quizas? Así caerá inmediatamente después de recibir el disparo y no habrá que empujarle, facilitando el trabajo. Está de rodillas, sentado sobre sus talones y, sobre el muslo derecho parece sujetar un hato de ropa, tal vez un abrigo, no se aprecia claramente, uno diría que parece un remedo de muñeco de peluche, lo mismo que usan los niños de corta edad para auyentar las pesadillas durante el sueño. La mano izquierda reposa sobre el muslo que queda a la vista, está fuertemente cerrada en forma de puño. Es un hombre de complexión delgada, parece joven, aunque no un adolescente; viste una chaqueta bajo la cual hay una camisa sin corbata y con el boton del cuello abrochado. El rostro, delgado, aparece enmarcado entre el pelo y las orejas, sobresalen los pómulos y las mejillas están hundidas: Los labios están separados, pensamos que respira de forma acelerada, en forma de jadeo, por la angustia. Los ojos, separados por la nariz afilada que acentúa la delgadez, miran a un lugar fuera de la fotografía, tal vez alguien ha llamado su atención con un grito para que levante la cabeza y quede mejor en la foro; expresa un gesto mezcla de sorpresa y asombro descreido que le dota de cierta belleza. Toda la figura mantiene una tensión claramente observable, es un hombre que va a morir.
    ¿Qué pasa en estos momento por su cabeza? Quizá intenta discurrir un modo de librarse o, tal vez, piensa en su familia; o puede que esté rezando… Nunca lo sabremos, pero nos importa y nosotros lo pensamos por él…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s