La ineludible reforma laboral

 

   Cinco millones de parados debería ser una razón suficiente para acometer una reforma laboral drástica. Aún sabiendo que los sindicatos están emboscados y al acecho. Son mucho más importantes las familias de todas esas personas. La prioridad absoluta de cualquier gobierno que salga del 20-N deberá ser reducir ese número o contribuir con sus medidas a que se reduzca sin pausa. Si los sindicatos no están en eso también, pronto no estarán en nada.

  Antes de ligar salarios a productividad, medida de gran calado y solo posible de articular a largo plazo, antes de limitar el ámbito y la capacidad de la negociación colectiva, que creo que en España históricamente no ha funcionado especialmente mal, o antes de recortar derechos a los contratos ya vigentes, hay una medida fundamental, que es la flexibilización de la contratación laboral y la remoción de la actual complejidad para contratar. El pequeño empresario, el autónomo, deben perder de una vez por todas el miedo a emplear personal, deben percibir el hecho de ocupar a un trabajador como algo sencillo y muy flexible, algo que pueda plantearse sin temor en el momento en que comience a facturar un poco más, y que sepa que no será una carga insalvable en cuanto a indemnizaciones, juicios, y demás, si las cosas empeoran, que lo podrá emplear menos horas o que podrá extinguir el contrato fácilmente si los ingresos se desmoronan. Veo indispensable cambiar esa mentalidad, lo esencial en estos momentos debe ser crear empleos, ahora no es lo importante si tendrán diez o cuarenta días de indemnización en caso de despido o extinción.  

  No sé si la solución sería un solo contrato o tres, pero estoy absolutamente seguro que hay que simplificar la maraña vigente, y flexibilizar la propia relación laboral que surja a partir de la firma de ese contrato.  Y en ello coincido con gente tan dispar y brillante como:  

*** El especialista en mercado laboral y premio Nobel de Economía 2o10, el chipriota Christopher Pissarides que responde así en una entrevista en El País

P. ¿En qué dirección debería ir la reforma laboral?

R. Debería existir solo un tipo de contrato. Antes que nada, creo que los contratos deberían dejarse en manos del sector privado. El Gobierno no debería interferir. Lo que sí es asunto del sector público es la prestación por desempleo, que debería aplicarse a todo tipo de trabajadores y que debería ser gradual. 

 *** El presidente de la CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco, que aseguró “la reforma laboral es transcendental” porque “hay que reducir tantos contratos distintos en vigor“. En este sentido, puntualizó que “se debería de pasar de los 40 contratos que hay en el mercado laboral a solo cuatro“.

*** Manuel Pimentel Siles, ministro de Trabajo con Aznar y famoso por sus posturas moderadas y tendentes siempre al consenso:

Y si fuera ahora ministro de Trabajo, ¿qué haría?

-Yo ya no me dedico a la política. Pero pensaría cómo crear empleo, y con lo que hay ahora no se puede. El problema es que en este país nadie quiere ser empresario, porque la normativa laboral es muy antigua y es la más dura de Europa, y los empresarios sólo tienen problemas. Hace falta cambiar la norma, pero también la filosofía de la negociación colectiva. Es necesario olvidar el tú y el yo y pensar en nosotros y en lo que podemos hacer todos juntos. España tiene la tasa más baja de empresarios de Europa. Si no se consiguen más empresarios, no se crearán empleos. Y así el país no puede crecer.

 *** Íñigo Sagardoy, uno de los abogados laboralistas más prestigiosos de España y muy ligado a los departamentos universitarios de Derecho Laboral.

-La pregunta es obligada. ¿Qué le parece la reforma laboral diseñada por Gobierno?

– … Una vez puesta encima de la mesa, el contenido de la reforma resulta insuficiente porque lo que realmente crea empleo, y no se ha avanzado nada en este sentido, es la flexibilidad interna en las empresas. Es imprescindible que la ley no ponga obstáculos al empresario para poder flexibilizar las relaciones laborales como alternativa al despido. Un empresario debe poder realizar nuevos contratos indefinidos sin percibirlos como un lastre, como ocurre hoy, a diferencia del contrato temporal, un activo que se sigue vendiendo bien. Esta cultura es la que hay que cambiar. Y no se conseguirá si no se dan al empresario elementos de flexibilidad laboral. Que el despido sea más caro o más barato importa menos. El empresario se va a animar a contratar si tiene esta flexibilidad y el entorno económico acompaña.

-Son muchos lo que reclaman un contrato único con despido creciente para animar la contratación.

-La reforma laboral reducirá un poco más la brecha entre contratos temporales e indefinidos. El contrato temporal se ha penalizado y se ha incentivado el contrato indefinido con una rebaja del coste por despido. La única fórmula de animar la contratación es que se ponga en marcha un contrato único con mayor flexibilidad. Si se consiguiera llegar a la vía del contrato único, como ya ocurre en otros países europeos —tiene que haber algunos temporales como el de interinidad, formación…—, los empresarios se animarían a contratar.

*** Juan José Dolado catedrático de economía de la Carlos III, experto en mercados laborales, y del que se dijo que era asesor áulico de ZP.

Ahora mismo estamos inmersos en una situación de recesión grave. ¿Qué decisiones quedan por tomar?

Muchas de estas medidas han sido publicitadas en el contexto del llamado manifiesto de los cien economistas, que ha tenido una amplia cobertura mediática aunque escaso impacto en la reciente reforma laboral. La idea más novedosa consiste en sustituir la amplísima gama de contratos laborales existentes en España por un contrato único. Existen diferencias muy importantes en las indemnizaciones por despido que dificultan enormemente la conversión de temporales en indefinidos. Con un contrato único, donde las indemnizaciones crezcan suavemente con la antigüedad en la empresa, el coste de las conversiones se reduciría radicalmente. Además, proponemos fomentar la movilidad laboral a través de un “fondo austriaco”, aumentar la generosidad de las prestaciones por desempleo durante los primeros meses de paro a cambio de reducir su duración, fomentar la negociación colectiva descentralizada a nivel de cada empresa, y mejorar sustancialmente los actuales programas de políticas activas de empleo y formación ocupacional.

¿En qué repercutiría este modelo de contrato único en el mercado laboral español?

Contratos con características similares han funcionado muy bien en otros países como Austria y Dinamarca, paradigmas de lo que se conoce como flexiguridad en el mercado laboral (proteger al trabajador y no al puesto de trabajo). Lo que se consigue es que, frente a la reticencia de los empresarios a convertir los contratos temporales en indefinidos, porque estos últimos resultan ser mucho más caros en términos de indemnizaciones por despido, el coste de extender el contrato a lo largo del tiempo sea muy reducido.

•• Ydesde una óptica plenamente partidista:

 *** El propio Rajoy es el que entró en harina en una entrevista en El Periódico

-¿Cómo combatirá el paro juvenil, que supera el 45%?

-El modelo alemán funciona muy bien. Los chicos que estudian Formación Profesional pueden compatibilizarlo con una especie de trabajo-aprendizaje en una empresa, por el que cobran una cantidad.

-Constato que no se cierra en banda al contrato único de la CEOE…

-Lo que no puede haber es una tipología de contratos tan amplia como la actual. Habrá que plantear un contrato estándar o varios modelos. Se pueden buscar fórmulas, pero lo que es evidente es que el modelo actual no funciona.

*** Y en el PSOE quizá el tipo más solvente de lo que le queda en la esfera económica, Campa la lía: propone el contrato único y provoca una división en el Gobierno

(La viñeta es de la extraordinaria web de humor gráfico http://jrmora.com)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s