Resiliencia nacional.

Resiliencia, una palabra de moda. Como tantas otras, tomada prestada por los humanistas a los científicos. El término procede del inglés «resilience», que significa elasticidad, maleabilidad o adaptabilidad. Para un físico, un material es resiliente cuando tiene la cualidad de recuperar su forma o sus propiedades originales, a pesar de haber sido sometido a condiciones adversas de presión, temperatura, etcétera. A modo de ejemplo gráfico conviene recordar la vieja historia del junco y el roble. En el campo de la psicología se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas e incluso resultar fortalecido. Ayer, el diario económico Expansión citaba a Steve Jobs, Rafa Nadal y Sara Navarro como ejemplos de resiliencia. El artículo comienza definiendo al lector la palabreja; es la capacidad humana de afrontar situaciones difíciles, saber sobreponerse a ellas y salir con más fuerza. No es invulnerabilidad, ni tampoco resistencia estoica, es supervivencia, es fortaleza, es adaptabilidad y es aprovechamiento. Rebotar y salir con más fuerza.

Sigue leyendo

Suicidio y crisis.

Autor: Cedeño

Leeréis en los periódicos con cuanta dignidad saben morir dos ciudadanos asqueados de la hipocresía y de la crueldad de vosotros los políticos” dejó escrito Salvatore di Salvo antes de suicidarse junto a su esposa en Bari (Italia) este domingo. La pareja, superada por su situación económica y desencantada de todo, optó por la autolisis como su mejor solución.

 Movido por esta noticia intenté averiguar si las estadísticas de suicidio en España se habían incrementado desde que empezó la crisis económica. Emile Durkheim,  sociólogo francés que estudió profundamente el tema, calificó a este tipo de suicidio como anómico. Según este autor, es el más característico de la sociedad moderna y existe una correlación estadística entre la frecuencia de los suicidios y las fases del ciclo económico. Aparentemente, las estadísticas nos revelan una tendencia al aumento en los períodos de crisis económica; pero también, lo que es más interesante y más inesperado, en las fases de gran prosperidad.

Sigue leyendo

La ineludible reforma laboral

 

   Cinco millones de parados debería ser una razón suficiente para acometer una reforma laboral drástica. Aún sabiendo que los sindicatos están emboscados y al acecho. Son mucho más importantes las familias de todas esas personas. La prioridad absoluta de cualquier gobierno que salga del 20-N deberá ser reducir ese número o contribuir con sus medidas a que se reduzca sin pausa. Si los sindicatos no están en eso también, pronto no estarán en nada.

Sigue leyendo

Indignado en mi sofá.

  A veces, y es curioso, cada vez más frecuentemente, coincido con Felipe González en sus apreciaciones. Hoy ha insistido en su idea de suprimir las Diputaciones Provinciales. Es tan evidente su carga de razón que resulta trivial argumentar sobre ello.  Antes de recortar sueldos, o pensiones, o despedir funcionarios, se puede meter tanta tijera en tantos sitios, en tantos cargos designados a dedo para no hacer nada, en tantos asesores personales, en tantos organismos absolutamente inútiles, que me da pena y asco que solamente algún político retirado sin demasiadas ligaduras ya con el tinglado, lo quiera o lo pueda decir.

Sigue leyendo