V.- Castas Extinguidas

Antes de entrar en la Casta Vistahermosa y sus multiples encastes y derivaciones, base de la cabaña brava de hoy en día, vamos a hacer un repaso de lo “perdido” y una recapitulación general.

El ganado de lidia se originó en España. Las ganaderías bravas españolas se remontan hasta el siglo XVI, cuando proveían de toros las fiestas en las que se celebraba algún evento religioso o monárquico; aunque las grandes ganaderías españolas de toros de lidia no se forman sino hasta bien entrado el siglo XVIII, con toros de las castas andaluza, castellana y navarra, principalmente. No hay ninguna diferencia en cuanto al origen entre el ganado bravo y el manso. Ambos descienden del Uro, o bovino primitivo. La diferencia está en los caracteres que se seleccionaron en esos grupos. En el caso del ganado manso se seleccionaron caracteres de importancia para la producción de productos de consumo humano. En el caso del ganado bravo, el principal carácter de selección fue la bravura del animal, se fueron apartando los más indóciles, agresivos y salvajes de las vacadas semidomésticas.

Sigue leyendo