Lecturas agosteñas.

Debido al trabajo,  este año me ha resultado imposible leer, así que he aprovechado este Agosto pseudolaboral. Para empezar suave elegí tres novelas.

elmalogrado-glenngould-bernhard-186x300 “El Malogrado” de Thomas BernhardNovela extraña, corta, aunque muy densa, con un estilo personalísimo. La obra es una narración en primera persona, sin ningún dialogo entre personajes, una rememoranza que el autor hace de su amistad con dos amigos con los que empezó los estudios de piano, con multitud de quiebros, rupturas, etc, es como si Bernhard fuera escribiendo según va pensando, ni siquiera hay apenas puntos y aparte. El libro es una reflexion, que simula ser a vuela pluma, sobre el fracaso, la frustración, incluso el nihilismo, la abulia vital o la destrucción personal, trufada también de criticas a su país, al socialismo, etc, todo ello visto desde una posicion, en mi opinion, de suficiencia y desdén. En cualquier caso, creo que es un libro con muchos y angostos angulos y recovecos abiertos, y que merece (y requiere) una segunda lectura.

Sigue leyendo

Ultimos libros leídos II

 Mucho tiempo ha, desde que escribí este post sobre los últimos libros leídos, y aparte de “La Regenta” a la que dediqué un post especial, esto es, creo, todo lo que he leído desde aquel lejano Abril. Aunque ahora no sé si el de Pinker lo leí antes o después. En fin, estos son. Como muchos ya no los recuerdo todo lo bien que quisiera, hago un bosquejo de cada uno algo apresurado.

 

 No Ficción:

 

8489779600Comunismo y Nazismo. 25 reflexiones sobre el totalitarismo del siglo XX.” de Alain de Benoist. Del que ya comente algo aquí. Traza con extraordinaria claridad los paralelismos entre estos dos tipos de totalitarismos, indagando las razones por las que el comunismo ha sido visto como benefactor si en la práctica ha sido tan despiadado como el nazismo. Se lee fácilmente, no es muy extenso y es extremadamente cristalino en sus postulados y conclusiones, introduciendo además en sus capítulos finales una crítica de las democracias actuales analizando sus rasgos adquiridos más típicamente totalitarios.

Sigue leyendo