II.- Casta Cabrera

Otra de las castas fundacionales. Las primeras noticias ciertas que tenemos de ella datan del siglo XVIII cuando la vacada pertenecía a Luis Antonio Cabrera Ponce de León, que al parecer la había ido adquiriendo a monjes cartujos de Tarifa, y al igual que la vazqueña, estaba establecida en Utrera. Eran los animales de Cabrera de gran alzada y muy corpulentos, largos y de cuello galgueño, y con defensas muy desarrolladas. A pesar de su gran peso no resultan gordos, pues disponen de un gran esqueleto que soporta sin problema la gran cantidad de quilos. Destacan por su variedad de pelajes, negros, colorados, castaños, cárdenos, berrendos, salpicados, chorreados, algún jabonero, y todavía se pueden ver sardos y salineros.

La Casta Cabrera ha estado ligada desde el año 1842 al nombre de Miura, única ganaderia que ha mantenido esta casta, y a pesar de haber introducido algún semental de Vistahermosa o de Casta Navarra, ha llegado hasta nuestros días con sus características esenciales.

Sigue leyendo

Anuncios