Wanted: Dead or Alive.

  Si el pueblo norteamericano acepta ciegamente que ahora tenemos una práctica en la que el Presidente puede asesinar a las personas que él cree que son malos, me parece muy triste.” “Al-Awaki nació aquí, él es un estadounidense, nunca fue llevado a juicio o acusado por ningún crimen” “Si empezamos a asesinar a estadounidenses sin culparlos, debemos de pensar seriamente en esto”. Ron Paul, congresista por Texas y precandidato presidencial del Partido Republicano.

  Nacido en Nuevo México en 1971, hijo de un exministro yemení, se diplomó en Ingenieria Cívil en la universidad de Colorado,  cursó un master en Ciencias de la Educación por la Universidad de San Diego y empezó el doctorado en Recursos Humanos en la George Washington. Anwar Al-Awaki vivió durante más de veinte años en los Estados Unidos, hasta el año 2002. Tenía la nacionalidad norteamericana y hasta el mísmisimo Donald Rumsfeld le invitó a almorzar en el pentágono después de los atentados del 11-S en su aparente calidad de representante de la comunidad musulmana moderada. Unos años más tarde había declarado la guerra a su país, era conocido como el clérigo erudito, el mayor representante de Al Qaeda en la península arábiga y el máximo experto de la organización en la utilización de Internet para sus fines criminales. Desde el año 2009 se convierte en uno de los terroristas más buscados por la C.I.A. , de los “dead or alive”, y a principios del presente año ya era el primero de la lista por encima del propio Bin Laden. La mañana del 30 de Septiembre, al este de Yemen, un avión no tripulado de la C.I.A. disparó un mísil contra el vehículo en el que viajaba Al-Awaki y su compinche Samir Khan, propagandista de la organización criminal. Ambos murieron en el acto, como posteriormenete confirmó la propia Al Quaeda el día 10 de Octubre.

Sigue leyendo

Obama, entre dos imagenes y un discurso.

Jesse Jackson y Halle Berry

Jesse Jackson y Halle Berry

Es la respuesta pronunciada por los jóvenes y los ancianos, ricos y pobres, demócratas y republicanos, negros, blancos, hispanos, indígenas, homosexuales, heterosexuales, discapacitados o no discapacitados. Estadounidenses que transmitieron al mundo el mensaje de que nunca hemos sido simplemente una colección de individuos ni una colección de estados rojos y estados azules.Somos, y siempre seremos, los Estados Unidos de América….

Pprisioneros del dilema

   

El pasado Mes de Febrero, John Nash, premio Nobel de Economía, advertía a los candidatos a liderar el partido demócrata useño, Hillary y Obama, que aplicaran el famoso dilema del prisionero a sus cuitas, y que dejaran de competir fieramente entre los dos y pasasen a cooperar, pues de lo contrario el gran beneficiado de sus egoístas estrategias será el rival de ambos, McCain.

 

            A primera vista parece no tener mucho sentido, ya que la forma de cooperación que el sugería para romper el dilema es que acordaran acudir juntos a las elecciones, uno como futuro presidente y el otro como potencial vicepresidente, y con ello ¿no estaríamos aquí ante un nuevo dilema? ¿Cómo eligen quien irá por la presidencia?. Y además, con está competencia, larga y durísima, si las heridas no son mortales, ¿no estará el vencedor muchísimo mejor dotado que el candidato republicano para el recio fragor de la gran batalla final?. Y todo ello, sin contar las impagables horas y horas de publicidad gratuita en todo tipo de informativos y programas televisivos, que llevará en su bagaje el ganador demócrata.

 

            Pero vengamos al terruño. Apliquemos el dilema del prisionero al actual panorama peperiano. El dilema descarnado, en su dimensión más íntima, parece ser el siguiente: Aguirre jura y perjura que no se presentará al cargo de Presidenta del partido, pero es sabido que si lo hará si Rajoy integra en su equipo a Alberto Ruiz Gallardón. En la otra celda, el barbudo Rajoy no ha decidido todavía si acoger a Gallardón entre sus pretores, pero sin duda lo hará si Aguirre opta a la presidencia.

  Sigue leyendo