Apuntes dispersos sobre Progreso

La superstición del progreso es el veneno que corroe nuestro tiempo“.- Simone Weil.

Henry D. Thoreau, en su ensayo “Una vida sin principios” narra el caso del teniente Herndorn, que enviado por el gobierno de EEUU en 1851 a explorar el Amazonas, según parece para extender el área de esclavitud, reportó el siguiente informe: ” Hace falta allí una población laboriosa y activa que conozca las comodidades de la vida y que tenga necesidades artificiales que le induzcan a extraer del país sus múltiples recursos”.

Sigue leyendo