Han caído los dos.

1248955815_2

Foto El Mundo

Han caído los dos, abatidos por uno de los totalitarismos más estúpidos e infantiles que han conocido los siglos, aunque no por ello menos criminal. A medida que cumplo años me conmueve más la muerte de gente joven, Carlos y Diego eran dos chavales, y seguramente otros chavales, perturbados y asesinos, han truncado sus vidas, quitándoles todo lo que tenían y todo lo que podrian haber llegado a tener. Sin perdón. A por ellos.

A las familias mi mas sentido pesame y solidaridad. España está con vosotros.

A los compañeros: Fuerza y Honor.

Anuncios

Chavales

173 Nos cuenta hoy Anasagasti en su blog, que ayer noche, a la salida de un programa de televisión, le pidieron un titular deseado para los periódicos de la mañana, a lo que muy diligente contestó: “que ETA desaparezca”. Pero como persona analítica y de preclaro raciocinio, que lo es, añadió que era pesimista porque: “ETA es ya un fin en si mismo, sin ideal ni programa alguno, sostenido por un colectivo, la mayoria de chavales que no habían nacido cuando murió Franco. De hecho, las últimas detenciones así lo dicen”.

Bravo ¡¡. Veo que coincide conmigo en el post que escribí tras mi estancia veraniega en el Goierri. Pero amigo, no vale con una descripción aséptica de la situación, preguntate (que lo sabes) por las causas, a que se debe que tanto “chaval” imberbe ingrese en ETA para redimir a la patria vasca. Espero que llegue algún día en que todos nos lo preguntemos, quizá el PNV nos pueda ayudar con las respuestas.

Eso es todo.

“¿Te preguntas, viajero, por qué hemos muerto jóvenes
Y por qué hemos matado tan estúpidamente?
Nuestros padres mintieron: eso es todo”

(Jon Juaristi)

Ahora que ETA está compuesta solamente de muchachos, sin ideología, sin preparación, sin apenas cultura, solamente con una fuerte e ingenua aspiración sacrificial, este poema de Jon Juaristi se nos revela tan acertado como doloroso. Cada pueblo del Goierri es un remake de “El señor de las moscas” donde los jovenes traicionados por sus padres campan a sus anchas e imponen su ética y su estética con el deleite de estos. Que tenga claro el PNV que algún día se volverán contra el padre, Ondarroa y Vitoria son la prueba. Mientras tanto no queda otra que la aplicación de la ley y sí por mí fuera, la unión de los partidos constitucionalistas para formar el gobierno vasco si los resultados electorales lo permiten.