VI.h).- Cruces con la Casta Vistahermosa (Y final)

Toro de Monteviejo.- http://www.victorinomartin.com/

En esta categoría final del R.D. 60/2001 entran un poco los encastes más inclasificables, el cajón de sastre, por provenir de distintos cruces entre castas, principalmente la vazqueña y vistahermosa. Con este post acabamos esta serie dedicada al toro bravo y a sus encastes y procedencias, esperemos que todas se mantengan en el futuro pues sería penoso dejarnos malograr una sola de ellas. Las exigencias comerciales hacen que los ganaderos de ramas minoritarias tengan que introducir sangre domecq en sus toros siguiendo los requerimientos de los taurinos, es hora de que los aficionados vayamos exigiendo, aunque no nos hagan ni caso, la presencia de todos estos encastes en las ferias, aunque muchos de ellos se encuentren muy descastados, y sea muy díficil refrescarlos debido a la exigüidad de la linea genética en cuestión, pero si el aficionado no es receptivo a estos toros es imposible que los demás lo sean.

En fin, los encastes incluídos en este apartado son:

– Encaste Hidalgo Barquero.

– Encaste Vega-Villar.

– Encaste Villamarta.

Sigue leyendo

Anuncios

VI.f).- Encaste Urcola

Toro de Alonso Moreno. Web de Las Ventas.

  El encaste toma nombre de D. Félix Urcola que compra varios lotes de reses a D. José Antonio Adalid en 1904 que provenían de la antigua ganadería vistahermoseña del “Barbero de Utrera”. Urcola cruza este ganado con un semental del Conde de la Corte (encaste Parladé) logrando unas reses de excelente resultado y una morfología bien definida, y creando por tanto el encaste. La ganadería pasó en 1928 a la familia Galache, siendo con Francisco Galache, junto con la ganadería de Alonso Moreno (que había adquirido reses de Galache a traves de Jesús Cobaleda), con la que estos toros adquieren su máximo esplendor. Galache también está muy ligado al encaste Vega Villar (patas blancas) pues llevó ambos tipos de ganado por separado.

Sigue leyendo

VI.e).- Encaste Albaserrada

Toro de Escolar.- Web de Las Ventas.

  El Conde de Santa Coloma del encaste anterior tenía un hermano, el Marqués de Albaserrada*, al que le vende una parte de sus reses en 1912, todas ellas de origen muy “saltillo”. Es por tanto este encaste, por decirlo de algún modo, una mezcla de “saltillo” y “santa coloma” con predominio claro de lo “saltillo”.

  Esta ganadería del marqués es la que con el tiempo, en 1965, ha ido a parar a Victorino Martín, que todavía hoy marca sus animales con la “A” coronada de Albaserrada.

  El toro “albaserrada” es muy similar al saltillo puro, en la cabeza avacada, en el hocico de rata, en las capas cárdenas y entrepeladas, aunque como es lógico se dan con más frecuencia que en el saltillo las capas negras o las cabezas más acarneradas, debido a su remoto antepasado “ibarreño”. Si que los modernos ganaderos, Victorino sobre todo, ha dotado de más peso a sus animales y de defensas más desarrolladas que lo que pudiera ser un saltillo tipo.

Sigue leyendo

VI.c).- Encaste Saltillo

Toro de Moreno de La Cova.- Foto de Salvador Gimenez.

 Encaste fundado en 1850 por el Marqués de Saltillo, que compró la ya famosa ganadería de José Picavea de Lesaca, que había sido originariamente de Salvador Varea que la constituyó con reses compradas directamente al Conde de Vistahermosa. El marqués fué afinando en la selección hasta dar con un toro muy característico. De tamaño medio, lo más típico es su cabeza estrecha y alargada (cariavacado) con ojos saltones y el hocico afilado, se les suele llamar “hocico de rata”, también es común la ausencia de papada en el cuello (degollados). Presenta encornaduras medianas, casi siempre dirigidas hacia adelante y hacia arriba (corniveletos). Tiene la piel bastante fina y en su gran mayoría en tonos cárdenos y negros.

  En la lidia son muy duros y dificiles de torear, sacan mucho agresividad y desarrollan sentido pronto, por lo que no suelen ser del gusto de las figuras, aunque cuando sale un “saltillo” de calidad quizá sea el toro que más transmite, por su fuerte temperamento y codicia.

Sigue leyendo