El último judío de Vinnitsa

Esta fotografía es una de las visiones más desasosegantes que yo conozca. Fué tomada en 1941, en Vinnitsa (Ucrania) por un soldado alemán. Durante su marcha hacia el frente ruso, el ejercito nazi atravesó Ucrania y ocupó toda la región de Vinnitsa, estableciendo en la ciudad un acuartelamiento. Todos los habitantes judíos, unas 23.000 personas,  fueron exterminados.

En ella, al fondo se pueden ver soldados de distintos cuerpos observando la matanza como si fuera un espectáculo curioso aunque tampoco demasiado interesante, un joven verdugo de las SS asesinando a sangre fría con la misma mueca que si estuviera haciendo una tortilla, y una victima, arrodillada al borde de la fosa donde yace toda su gente, con una mirada tan serena a la cámara, tan atrozmente hueca y a la vez digna, que parece repleta de transcendencia y de paz,  y que hace que un escalofrío nos recorra el alma: ¿en que pensaba el último judío de Vinnitsa un segundo antes de ser ejecutado?.

La fotografía fue encontrada en el cadaver del soldado alemán que al parecer la tomó. En el reverso de la misma había escrito: “last jew in Vinnitsa”.